TODAS LAS MADRES HAN PASADO POR ESTO

Siempre se ha dicho que madre no hay más que una, y que todas las madres quieren y protegen a sus hijos más que a nada en el mundo, y que están dispuestas a hacer todo lo posible para que éstos crezcan sanos y felices.

Esto es una realidad para las mamás humanas, pero también ocurre en la naturaleza con los animales. Es una prueba de que el  instinto maternal va más allá de la especie. Es algo intrínseco en todas las madres que se desviven por sus hijos.

En estas tiernas imágenes verás que las mamás animales no son muy diferentes de las mamás humanas.

 

Cuando el pequeño está cansado, la mamá lo lleva en brazos.

Todas las mamás se emocionan y se enternecen cuando su pequeño les pide un abrazo.

Todos los pequeños desafían a sus mamás, pero están muy equivocados…

Mejor vamos andando… Tu mamá ya está muy enfedada.

 

Consolar a tu pequeño después de haberle regañado… muy típico de mamá.

El beso de mamá es el mejor.

Así se camina, con gracia y elegancia

Ir de compras es toda una aventura. Seas animal o humano.

Cuando vas cantando con tu pequeño…

Acomodándolos en sus asientos.

 

Cuando intentas dormir hasta tarde, pero los niños te quieren despertar

El pequeño nos ha regañado.. y tiene toda la razón.

Qué tranquilidad cuando los pequeños por fin duermen

A pesar de todo lo agobiante, ellos son lo mejor que te ha pasado.

Todas las madres están dispuestas a dar lo mejor de sí mismas, sean humanas o animales.

 

También te puede interesar